+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

ENCUENTROS DE LOS JUEVES 2019

Todos los jueves, día de Institución de la Eucaristía, la Acción Católica se une en la oración, en comunidad o personalmente, para rezar por intenciones comunes a toda la Acción Católica en el país.

INTENCIONES PARA CADA MES

FEBRERO

Jueves 14

Evangelio del día: Mc 7, 24-30

«El amor te abre a las sorpresas, el amor siempre es una sorpresa, porque supone un diálogo entre dos: entre el que ama y el que es amado. Y de Dios decimos que es el Dios de las sorpresas, porque él siempre nos amó primero y nos espera con una sorpresa». [Papa Francisco, Encuentro con los jóvenes en Manila, 18 de enero de 2015].

Dejémonos sorprender por el Amor de Dios y entremos en diálogo profundo con Él. Que el diálogo con el Amado, nos haga fecundos, en la vida familiar y de pareja, en la amistad, en la fraternidad con todos los que nos rodean.

Propósito: Que en nuestros grupos y comunidades se viva el Amor y la Alegría de sabernos hijos amados en la apertura y cercanía a todos, en especial a los que sufren y no han podido experimentar aún el amor de Dios.

Jueves 21

Evangelio del día: Mc 8, 27-33

«…”la pregunta a Pedro —¿Quién soy yo para vosotros, para ti?— se comprende sólo a lo largo del camino, después de un largo camino. Una senda de gracia y de pecado”. Es “el camino del discípulo”. En efecto, “Jesús no dijo a Pedro y a sus apóstoles: ¡conóceme! Dijo: ¡sígueme!”. Y precisamente “este seguir a Jesús nos hace conocer a Jesús. Seguir a Jesús con nuestras virtudes” y “también con nuestros pecados. Pero seguir siempre a Jesús”.» [Papa Francisco, Homilía en Santa Marta 20/2/2014. Fuente L’Osservatore Romano en lengua española 28/2/2014].

Pidamos al Señor la gracia de seguir siempre a Jesús, que el andar de discípulos nos vaya descubriendo su verdadero rostro y que al conocerlo íntimamente podamos mostrarlo a los hermanos.

Propósito: Que conscientes de nuestras faltas y pecados nos dejemos modelar por el Maestro para caminar como Acción Católica en la misión de invitar a todos a transitar el maravilloso camino de la fe.

Jueves 28

Evangelio del día: Mc. 9,41-50

«Me gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente: a los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa, en los enfermos, en las religiosas ancianas que siguen sonriendo. En esta constancia para seguir adelante día a día, veo la santidad de la Iglesia militante. Esa es muchas veces la santidad “de la puerta de al lado”, de aquellos que viven cerca de nosotros y son un reflejo de la presencia de Dios, o, para usar otra expresión, “la clase media de la santidad”.» [Papa Francisco – Gaudete et exsultate, 7].

La caridad y el servicio, el cuidarnos de no ser ocasión de escándalo para los hermanos, vivir en el Espíritu que nos hace ser mejores y constructores de paz, todas actitudes que nos acercan al ideal de santidad y que debemos pedir en la oración y concretar con nuestro obrar.

Propósito: Que  nuestros encuentros y actividades nos ayuden a buscar la santidad en lo cotidiano, a fortalecer nuestro espíritu y a vivir la misión con alegría, audacia y humildad.

 

MARZO

Jueves 7

Evangelio del día: Lc. 9,22-25

«… Jesús se dirige a todos diciendo: “El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga” (v. 23). No se trata de una cruz ornamental, o ideológica, sino es la cruz de la vida, es la cruz del propio deber, la cruz del sacrificarse por los demás con amor – por los padres, por los hijos, por la familia, por los amigos, también por los enemigos –, la cruz de la disponibilidad a ser solidario con los pobres, a comprometerse por la justicia y la paz. En el asumir esta actitud, estas cruces, siempre se pierde algo. No debemos olvidar jamás que “el que pierda su vida – por Cristo – la salvará” (v. 24). Es perder, para ganar…» [Papa Francisco, Ángelus del 19 de junio de 2016].

Ayer comenzamos la Cuaresma, “tiempo fuerte” en la vida de la Iglesia y de cada uno en este camino de discípulos misioneros que intentamos transitar. El pensar la cruz nos inquieta, el cargar con nuestras cruces nos agobia, la renuncia nos asusta. Pidamos al  Señor poder vivir este tiempo para crecer en amor y servicio  con la serena esperanza de que todo es ganancia si seguimos a Jesús.

Propósito: Que nuestra oración, nuestro ayuno y nuestra caridad se muestren  en gestos concretos de cercanía y servicio a los que más los necesitan.

 

Jueves 14

Evangelio del día: Mt 7, 7-12

Habiéndose cumplido el 13 de marzo el 6° aniversario de la elección del Papa Francisco, renovemos nuestro compromiso de unidad con nuestro pastor.

Propósito: que en nuestros grupos la figura y el mensaje del Papa sean  conocidos y profundizados, para caminar unidos como Iglesia. Y no nos olvidemos nunca de rezar por él.

 

Jueves 21

Evangelio del día: Lc, 16, 19-31

«Tantas personas que viven su vida de manera difícil, de modo difícil; pero si yo tengo un corazón mundano, jamás comprenderé esto. Con el corazón mundano no se puede entender la necesidad y la necesidad de los demás. Con el corazón mundano se puede ir a la iglesia, se puede rezar, se pueden hacer tantas cosas. Pero Jesús, en la Última Cena, en la oración al Padre, ¿qué ha rezado? ‘Pero, por favor, Padre, custodia a estos discípulos, para que no caigan en el mundo, para que no caigan en la mundanidad’. Es un pecado sutil, es más que un pecado: es un estado pecador del alma.» [Homilía de S.S. Francisco, 5 de marzo de 2015, en Santa Marta. Radio Vaticano / Camino Católico].

Que el encuentro íntimo y profundo con el Señor nos libre de caer en la mundanidad y no ver en el hermano que sufre el rostro de Cristo.

Propósito: Que niños, jóvenes y adultos seamos capaces de involucrarnos con la realidad para que podamos transformarla desde el Amor y la Misericordia que Jesús nos enseña.

 

Jueves 28

Evangelio del día: Lc, 11, 14-23

Eligiendo estas dos Palabras dirigidas por Dios a su pueblo y poniéndolas juntas, Jesús enseñó una vez para siempre que el amor por Dios y el amor por el prójimo son inseparables, es más, se sustentan el uno al otro. Incluso si se colocan en secuencia, son las dos caras de una única moneda: vividos juntos son la verdadera fuerza del creyente, … (Papa Francisco Ángelus 4 de noviembre de 2018

Amor a Dios y al Prójimo, resumen de la ley y camino verdadero hacia la santidad, recemos para transitarlo con esperanza

Propósito: Que  experimentando en nuestros grupos y comunidades el Amor, podamos llevarlo a todos nuestros ambientes.

 

 

ABRIL

Jueves 4

Evangelio del día: Jn 5, 31-47

Creer no es añadir una opinión a otras. Y la convicción, la fe en que Dios existe, no es una información como otras. Muchas informaciones no nos importa si son verdaderas o falsas, pues no cambian nuestra vida. Pero, si Dios no existe, la vida es vacía, el futuro es vacío. En cambio, si Dios existe, todo cambia, la vida es luz, nuestro futuro es luz y tenemos una orientación para saber cómo vivir.

«Por eso, creer constituye la orientación fundamental de nuestra vida. Creer, decir: “Sí, creo que tú eres Dios, creo que en el Hijo encarnado estás presente entre nosotros”, orienta mi vida, me impulsa a adherirme a Dios, a unirme a Dios y a encontrar así el lugar donde vivir, y el modo como debo vivir. Y creer no es sólo una forma de pensamiento, una idea; como he dicho, es una acción, una forma de vivir. Creer quiere decir seguir la senda señalada por la palabra de Dios». [Benedicto XVI Homilía 15 de agosto de 2006].

¡Creemos Señor pero aumentanos la fe para poder vivir en plenitud tu evangelio! Que podamos ser para todos testimonio de tu amor y misericordia

Propósito: Que seamos una institución de puertas abiertas en especial para aquellos que buscan y esperan por una fe que aun no saben abrazar.

 

Jueves 11

Evangelio del día: Juan 8, 51-59

«Hoy la Iglesia nos habla de la alegría de la esperanza. En la primera oración de la Misa hemos pedido a Dios la gracia de custodiar la esperanza de la Iglesia, para que no ‘fracase’. Y Pablo, hablando de nuestro padre Abraham, nos dice: “Crean contra toda esperanza”. Cuando no hay esperanza humana, está aquella virtud que te lleva adelante, humilde, sencilla, pero que te da una alegría, a veces una gran alegría, a veces sólo la paz, pero la seguridad de que aquella esperanza no decepciona. La esperanza no decepciona». [Papa Francisco, Homilía en Santa Marta 17 de marzo de 2016].

Pidamos al Señor en oración confiada revestirnos con el manto de la esperanza que nos impulsa y sostiene para transitar el camino de discípulos misioneros, aunque a veces las dificultades parezcan superarnos.

Propósito: Que alentemos a nuestros miembros a vivir la Esperanza que no defrauda, esa que sólo se consigue en estrecha fidelidad a la Palabra de Dios

 

Jueves 18 

Evangelio del día: Juan 13,1-15

«Este jueves, Jesús estaba en la mesa con los discípulos, celebrando la fiesta de la Pascua. Y el pasaje del Evangelio que hemos escuchado contiene una frase que es precisamente el centro de lo que hizo Jesús por todos nosotros: «Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo» (Jn 13, 1). Jesús nos amó. Jesús nos ama. Sin límites, siempre, hasta el extremo. El amor de Jesús por nosotros no tiene límites: cada vez más, cada vez más. No se cansa de amar. A ninguno. Nos ama a todos nosotros, hasta el punto de dar la vida por nosotros. Sí, dar la vida por nosotros; sí, dar la vida por todos nosotros, dar la vida por cada uno de nosotros. Y cada uno puede decir: «Dio la vida por mí». Por cada uno. Ha dado la vida por ti, por ti, por ti, por mí, por él… por cada uno, con nombre y apellido. Su amor es así: personal. El amor de Jesús nunca defrauda, porque Él no se cansa de amar, como no se cansa de perdonar, no se cansa de abrazarnos. Esta es la primera cosa que quería deciros: Jesús nos amó, a cada uno de nosotros, hasta el extremo.

Y luego, hizo lo que los discípulos no comprendieron: lavar los pies. En ese tiempo era habitual, era una costumbre, porque cuando la gente llegaba a una casa tenía los pies sucios por el polvo del camino; no existían los adoquines en ese tiempo… Había polvo por el camino. Y en el ingreso de la casa se lavaban los pies. Pero esto no lo hacía el dueño de casa, lo hacían los esclavos. Era un trabajo de esclavos. Y Jesús lava como esclavo nuestros pies, los pies de los discípulos, y por eso dice: «Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora —dice a Pedro—, pero lo comprenderás más tarde» (Jn 13, 7). Es tan grande el amor de Jesús que se hizo esclavo para servirnos, para curarnos, para limpiarnos…» [Papa Francisco, Iglesia “Padre Nuestro” Nuevo Complejo Penitenciario de Rebibbia, Roma Jueves Santo 2 de abril de 2015].

AMOR Y SERVICIO en nuestra oración de hoy. Amor de Jesús por cada uno que nos estremece e invita a buscar el perdón de Dios cuando pecamos, a dejarnos lavar el corazón y recibir su abrazo amoroso. Servicio a todos y cada uno de los que nos rodean, haciéndonos “esclavos del Amor” para que todos puedan sentir el abrazo del Padre.

Propósito: Recemos por nuestros pastores y por todos aquellos que nos mostraron y muestran el Amor y el Servicio con sus gestos y enseñanzas.

 

Jueves 25

Evangelio del día: Lucas 24,35-48

El Papa Francisco concluyó su meditación invocando al Señor para que «haga con todos nosotros lo que hizo con los discípulos, que tenían miedo a la alegría: abrir nuestra mente». En efecto, se lee en el Evangelio: «Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras». Así pues, el Papa deseó «que el Señor abra nuestra mente y nos haga comprender que Él es una realidad viva, que tiene cuerpo, está con nosotros y nos acompaña, que ha vencido: pidamos al Señor la gracia de no tener miedo a la alegría». [Papa Francisco, MISAS MATUTINAS EN LA CAPILLA DE LA DOMUS SANCTAE MARTHAE “Ningún miedo a la alegría” Jueves 24 de abril de 2014. Fuente: L’Osservatore Romano, ed. sem. en lengua española, n. 19, viernes 9 de mayo de 2014].

Feliz Pascua de Resurrección!!!!

ALEGRÍA. Alegría que nos inunda y desborda, alegría que se hace gratitud por la salvación recibida y nos permite vivir y contagiar la novedad de la Buena Noticia.

Propósito: Que nuestros grupos y comunidades sean testimonio de la Alegría que surge de nuestros corazones transformados por el Resucitado.

 

 

MAYO

JUNIO

JULIO

AGOSTO

SETIEMBRE

OCTUBRE

NOVIEMBRE

DICIEMBRE