+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

Romper las cadenas de las nuevas esclavitudes

Con la participación de más de 600 personas interesadas en la problemática de la trata y el tráfico de persona, se desarrolló el 22 de octubre en la ciudad de Villa María, provincia de Córdoba, el Seminario Internacional “Nuevas Esclavitudes. Nuevas Cadenas”, donde los presentes se reforzó la necesidad de aunar esfuerzos para luchar contra estos flagelos, la prevención estos delitos, el acompañamiento de las víctimas y la denuncia permanente.

El mismo fue organizado de manera conjunta por la asociación civil Vínculos en Red, Comisión Nacional de Justicia y Paz, DEPLAI, Universidad Nacional de Villa María (UNVM), el Centro de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sustentable, la Cátedra del Diálogo y la Cultura del Encuentro, Red Mundial de Jóvenes contra las Violencias y la Esclavitud, Observatorio Latinoamericano Antitrata y la Acción Católica Argentina.

En el panel inicial, el titular de la Comisión de Justicia y Paz, Emilio Inzaurraga, destacó la necesidad de luchar contra este flagelo considerado por el Papa Francisco como delito de lesa humanidad y poner todo nuestro compromiso para prevenir este delito, acompañar a las víctimas y denunciar toda forma de trata.

Junto a él, el intendente de Villa María y ex presidente diocesano de AC, Martín Gil, recalcó el desafío que el Estado ha de asumir en la erradicación de esta nueva forma de esclavitud moderna que constituye un atentado a los derechos humanos. Integraron el panel de apertura el vicerrector de la UNVM y el representante de la Cátedra del Diálogo y del Encuentro, junto a Alicia Peresutti, presidenta de Vínculos en Red.

En el segundo panel participó la mexicana Rosi Orozco, que siendo diputada en su país impulsó el proyecto de Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, vigente desde 2012, recordándonos las palabras de Luther King “me preocupa el silencio de los buenos”; la representante de Bolivia, Ana Paola Villagómez, quien expresó el crecimiento de la “trata interna” en diversos municipios de su país.

También lo integró Rodolfo Brandan, integrante del Equipo “No a la Trata” de la Comisión Justicia y Paz y del Equipo de la Acción Católica Argentina, marcando los temas de agenda que “no podemos claudicar ante esta lucha que exige el compromiso de todos”. Se recordó también aquí al Osvaldo Tondino, responsable del primer equipo diocesano contra la trata, creado por el Obispado de Quilmes, recientemente fallecido.

Un momento de gran impacto fueron los paneles donde testimoniaron sus vivencias las víctimas de trata o de violencia de género, entre ellas Karlita Jacinto, de México; así como los padres de varias víctimas, entre ellos, la mamá de Ángeles Rawson, María Elena Aduriz; el padre de Claudia Rodríguez, Emilio; la mamá de Pamela Ibañez, Silvia, quienes pusieron de manifiesto en primera persona el calvario por el que atraviesan miles de mujeres, jóvenes y niñas especialmente, sin excluir a los varones entre las víctimas, en nuestros días.

En el Seminario estuvieron presentes la vicepresidente 1º del Consejo Nacional, Claudia Carbajal, y dirigentes diocesanos de San Luis, Mendoza, Quilmes y La Plata.

Para cerrar el encuentro Alicia Peresuti y Emilio Inzaurraga alentaron el compromiso de todos para trabajar por un mundo solidario y fraterno, que es posible en la medida de que cada uno asuma realizar el bien que debe realizar.

El seminario contó con el auspicio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Comité Ejecutivo contra la Trata, Ministerio de Gobierno de Córdoba, Subsecretaría de Asistencia y Trata de personas, Agencia Córdoba Joven, Organización Internacional para las Migraciones y Municipalidad de Villa María.

 

Deja una Respuesta