+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

Editorial Newsletter, enero 2017

Queridos Amigos, hermanos en la fe y en el apostolado de la Accion Católica

Estamos transitando un nuevo año ¡damos gracias por ello! Un nuevo año de vida, de ilusiones y proyectos, en el que la vida seguirá revelándose sin solución de continuidad con su esplendor, sus sorpresas y alegrías, y también sus dolores y pérdidas… emprendámoslo con “Gozo y Esperanza”, pidámosle a Jesus, Señor de la Historia, ver la realidad con sus ojos, los ojos de la fe, para responder a nuestra vocación con alegría, fortaleza y fidelidad, conscientes de nuestra cooperación en la magnífica obra de la creación, corresponsables en la construcción de un momento histórico y un mundo, más justo y fraterno.

En 2016 caminamos juntos el “Año Jubilar de la misericordia” y el “Congreso Eucarístico Nacional” adentrándonos en el misterio del Amor universal de Dios, que se revela cercano a todos en las maravillas y riquezas de la creación; y a cada uno con su ternura de Padre y Madre que anima nuestra existencia. Desde allí, como comunidad, en el inicio de un nuevo trienio institucional, ratificamos el sentido de nuestra misión, en el encuentro vivo con Jesús, en el cuidado de la vida, la familia y la fragilidad, confiando en el cultivo de la amistad social y el cuidado activo de la “Tierra” como “Casa Común”, intentando fortalecer la comunión y la inclusión, la corresponsabilidad eclesial y social. Juntos reelaboramos la visión institucional, como rumbo y destino deseado para el trienio y definimos las líneas de acción como prioridades sobre las cuales trabajar. Juntos nos encontramos en cada región de nuestro país para celebrar la comunión eclesial.

Siguiendo al papa Francisco, la agenda es cada vez más amplia, e intenta recorrer de un modo integral los principales caminos para el desarrollo del humanismo cristiano, desarrollo personal y social de nuestros militantes como “discípulos misioneros de Jesús” llevando el Evangelio, la buena noticia al mundo de hoy. La pasión por Cristo y nuestro Pueblo nos conduce a la vida de las comunidades parroquiales y diocesanas, a la animación de los grupos de militancia, el desarrollo y la formación personal de nuestros niños, jóvenes y adultos, la escucha de las necesidades de nuestro tiempo, nuestros barrios, a la realización de propuestas pastorales sectoriales y servicios de promoción humana. Nos lleva a ser Iglesia en salida.

Caminamos Juntos como Pueblo argentino, con conciencia inclusiva hacia todos los migrantes, mujeres y varones de buena voluntad que buscan habitar el rico suelo de nuestra Patria, tierra de trabajo y progreso. Denunciamos las nuevas esclavitudes que someten a la familia humana: la inequidad distributiva que priva del trabajo genuino a millones de hermanos concentrando irracionalmente la riqueza, la injusticia social que multiplica escandalosamente la pobreza impuesta por el desempleo y la marginalidad; las adicciones que corrompen la voluntad y la libertad; el consumismo que desvía las fuerzas vitales corriendo detrás de lo superfluo; la intolerancia que conduce a la confrontación y a la exacerbación de lo que divide por sobre lo que une; el relativismo ideológico que daña las consideraciones de valor tan necesarias para la búsqueda de la belleza, la verdad y el bien; la agresión a la naturaleza no asumiéndonos como tal y actuando de modo caníbal destruyendo por codicia el don a heredar por nuestra descendencia; la trata de personas, el desprecio a los vulnerables y cualquier tipo de exclusión.

Emprendemos un 2017 que nos invita a fortalecer nuestro compromiso como piedras vivas de la Iglesia de Cristo en la construcción de  su Reino de verdad y de vida, de santidad y de gracia, de Justicia, amor y paz. A lo largo del año tendremos muchas oportunidades para enriquecernos, comenzando por los encuentros de verano, los espacios de reflexión, formación y planificación institucionales, y junto a las comunidades parroquiales y diocesanas, el compromiso en cada uno de nuestros lugares de trabajo y estudio; el crecimiento en familia y la amistad.

Tendremos la posibilidad de celebrar el Encuentro Nacional de Pastoral Familiar; junto al papa Francisco el segundo Congreso Mundial de la AC. “La AC. es Misión”, “Con Todos, para Todos”; el Encuentro Nacional de Laicos (DEPLAI, Arredondo Cba.); el Encuentro Catequístico Internacional; La Semana de la Pastoral Social, el Congreso Misionero Nacional (Catamarca); el Encuentro Nacional de Juventud en Rosario; nuestra Asamblea Nacional anual, nuevos encuentros Regionales de dirigentes de Áreas y líderes sociales, el Seminario sobre Trata de personas, la Jornada mundial de oración por la Creación, la celebración de los Santos Patronos, los certámenes “Educar para la Paz” y “Esperanza de desarrollo”… cuánta riqueza, y cuántas oportunidades para el desarrollo de nuestra gente ¡no las dejemos pasar!

Pidamos a María por el crecimiento, fortalecimiento y multiplicación de nuestros grupos de pertenencia y nuestras comunidades parroquiales, diocesanas, regionales y nacional.

Pidamos por los dirigentes que partieron a la casa del Padre: ¡por Coco, Elfo y tantos!, … damos gracias por su bondad.

¡Dios los bendiga!

ASJ,

Rafael Corso

Presidente del Consejo Nacional

1 Respuesta

Deja una Respuesta