+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

Premios Poliedro por la Paz, un incentivo para seguir construyendo la paz

El proyecto de participación “Votá, tu voto vale”, que la Acción Católica Argentina impulsa desde 2007 en todo el país, fue premiado con el “Poliedro por la Paz” en la categoría Compromiso Ciudadano, una iniciativa conjunta de la Conferencia Episcopal Argentina y la Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJyP), inspirada en el mensaje del Papa Francisco.

Durante la ceremonia que se realizó en el Salón Libertador del Palacio San Martín de la Cancillería, además, se otorgaron sendos reconocimientos a otros dos proyectos de ACA que resultaron finalistas de la primera edición del Poliedro por la Paz: El Certamen de expresiones plásticas “Educar para la Paz”, en la categoría Educación para la Paz; y la campaña “Cuidemos la Tierra, cuidemos la Vida”, en el rubro Cuidado de la Casa Común.

El acto contó con la presencia de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, y el secretario de Culto, Santiago de Estrada; además del jurado integrado por el subsecretario de Culto, Alfredo Abriani; el rabino Abraham Skorka; Beatriz Bailán de Tagtachian; Cristina Calvo; Odino Faccia y María Eugenia De Paola. No pudieron estar presentes pero también fueron parte del jurado el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y Bernardo Kliksberg.

Don y tarea

El presidente de la CNJyP, Emilio Inzaurraga, destacó que esta iniciativa  “quiere ser una expresión de muchos argentinos  que como nosotros, con nuestras limitaciones,  asumimos que la Paz es al mismo tiempo un don y una tarea. Un don de Dios que ofrece a todos, y también una tarea. La tarea de poner en práctica el Amor, que siempre impulsa a la propuesta, a la denuncia, pero sobre todo al compromiso”.

Al explicar el significado del Poliedro, señaló: “Hace diez años, en 2007, el cardenal Bergoglio en una ponencia en la Semana Social desarrolló esta idea, de la esfera y el poliedro, en el marco de las tensiones bipolares propias de toda realidad social,  hablando de la globalización y la localización, que luego la incluiría en Evangelli Gaudium, 7 años después, ya como Papa Francisco”.

Inzaurraga destacó también que la decisión de promover y premiar a los actores de la paz es “una forma de superar los desencuentros en el país y resolver temas centrales para la Argentina como la deuda y la inequidad social”.

Ante un auditorio a colmado, valoró que “en todos los proyectos que hoy vamos a distinguir vemos algo transversal, se animan a modificar positivamente la realidad. Son hombres y mujeres de acción, que han puesto manos a la obra  y frente a las dificultades se agrandan, y si no pueden avanzar en línea recta, avanzan en zigzag, hacia la meta, hacia el servicio especialmente a los más necesitados. No se hacen esperar, primerean, son protagonistas. No balconean la realidad, no la ven pasar, no conjugan frases como ‘no te metas’, o ‘Sálvese quien pueda’”.

Tras rendir un homenaje a los cinco rosarinos que murieron en un ataque terrorista en Nueva York, la vicepresidenta Michetti subrayó: “Desde el gobierno condenamos el terrorismo y no nos cansaremos de luchar por la paz”, al tiempo que remarcó que “la paz no sólo es ausencia de guerra sino que es transmisión de valores y construcción de esfuerzos comunes más allá de las diferencias de opinión”.

El rabino Skorka, en tanto, sugirió que “hay que aplaudir y dar apoyo permanente a los que trabajan por la paz” y remarcó que “sin paz no hay justicia y sin justicia no hay paz. Esto permite que el hombre desarrolle sus capacidades espirituales que es lo más importante de la existencia humana más allá de los avances científicos y tecnológicos”.

 

Los premiados

En total hubo 27 proyectos finalistas, de los cuales 6 fueron premiados en diferentes categorías propuestas.

Rubro “Cuidado de la creación”:  Proyecto Cuidadores de la casa Común, una ONG que está inspirada en la Encíclica papal Laudato Si.

Rubro “Defensa de la dignidad humana”: Programa Sin barreras destinado a personas discapacitadas, de Accenture.

Rubro “Educación por la paz”: Fundación Misión Marianista.

Rubro “Convivencia y amistad social”: Comisión de Mujeres Empresarias de la Fundación Económica de Buenos Aires (FEBA).

Rubro “Desarrollo humano integral”: Escuela de Música, coordinación de compromiso social y extensión de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Rubro “Compromiso ciudadano”: Programa “Votá, tu voto vale”. El premio fue recibido por la vicepresidenta 1ª del Consejo Nacional, Claudia Carbajal.

Por ACA también asistieron Soledad Taglianetti (Secretaria del Consejo Nacional); Néstor Caruso (Responsable nacional de Adultos), Adrián Álvarez, Nay Lescano y Mario Orellano, responsable y miembros de la Comisión Nacional de Sectores.

El premio “Poliedro por la Paz” fue acompañado también por la Cámara Argentina de la Empresa (CAME), el Ministerio de Relaciones Exteriores y Eires, PDP, VK comunicaciones y Diquint.

Deja una Respuesta