+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

En Adviento también vivamos nuestra “Pasión Católica”

Queridos Amigos,

Acabamos de celebrar la festividad de Jesucristo Rey del Universo y comenzamos a caminar un nuevo Adviento!

Cristo Rey fue el culmen del año litúrgico y día de la Acción Católica Argentina. Día en el que los nuevos miembros de la institución, Aspirantes, Jóvenes, Adultos y miembros de Sectores, realizaron su compromiso, tanto en oficializaciones como en promesas. Rezamos por ellos y los acompañamos!!!

También los que ya estamos comprometidos renovamos nuestras promesas como discípulos misioneros de Jesucristo en el mundo de hoy. Fue para todos, día de encuentro fraterno y celebración comunitaria.

El 2017 ha sido providencial para las Acciones Católicas de todo el mundo.

En el marco del segundo Congreso Internacional del FIAC pudimos disfrutar personalmente del Santo Padre Francisco y recibir de un modo cercano y coloquial su mensaje aggiornado, su visión y su pedido. Su llamado profundo y decidido a asumir la AC como  “Pasión Católica”, pasión de la Iglesia en vivir la dulce y confortadora alegría de evangelizar y hacer realidad una “Acción Católica que es Misión, con todos y para todos”. Ahora es tiempo de hacer que este mensaje llegue a cada rincón de nuestra querida Argentina.

Por otro lado, ya iniciamos el Adviento como camino de maduración en la fe a la espera de una nueva Navidad, y lo hacemos abrazando las alegrías y dolores del momento actual.

Como Pueblo nos duele la desaparición del submarino ARA San Juan y deseamos sumar nuestra oración en solidaridad con todos los tripulantes y familiares hasta conocer el desenlace de su búsqueda. Nos duele la violencia desatada en el sur del país que va cobrando víctimas y enmascara su rostro e intenciones. ¡Cuánto necesitamos crecer en el acercamiento a la verdad para vivir en Paz!

Pedimos comprometidamente por nuestra Patria, por el deseo, la voluntad y la acción decidida y eficaz de construir un orden social más justo y solidario que favorezca el acceso al trabajo digno como medio de realización de la vocación de cada hombre y mujer y el desarrollo de su camino de vida personal, familiar y comunitario.

Hermanos, que la realización del Reino de Cristo, “de la verdad y la vida, la santidad y la gracia, la justicia, el amor, la paz y la misericordia”, sea nuestra misión y nuestra vocación más profunda; y sea la fuente de inspiración de nuestras acciones cotidianas y nuestro proyecto de vida, caminando en cercanía fraterna y solidaridad con todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

¡Buen camino de Adviento! ¡Alabado sea Jesucristo!

Deja una Respuesta