+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

Punto de partida para un debate crucial

Por primera vez en Argentina fue habilitada la discusión sobre la despenalización del aborto en el Congreso de la Nación. El proyecto de ley, que por séptima vez es presentado en los últimos 13 años, plantea que “toda mujer (desde los 13 años) tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras catorce semanas del proceso gestacional”, tiempo en que al formarse el sistema nervioso central es considerado por algunos como el momento en que esa vida es humana.

El proyecto será tratado por cuatro comisiones: Legislación General; Legislación Penal; Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia; y Acción Social y Salud Pública, las mismas comisiones que lo debatieron la última vez que fue presentado, en 2016, cuando la iniciativa finalmente no prosperó en el Parlamento.

Cabe recordar que para que la iniciativa sea debatida en el reciento del Congreso se necesitará un dictamen de alguna de estas comisiones, así como el quórum reglamentario en ambas cámaras. En esta ocasión, se acordó que las comisiones trabajen juntas para agilizar el debate, que esperamos sea maduro, serio, responsable y no un show mediático de presiones, tendientes muchas veces a estigmatizar o poner sobre el tapete otras luchas que poco tienen que ver con el drama del aborto.

El principal argumento en favor de su despenalización apunta a que frecuentemente hay madres que pierden la vida por hacerse un aborto en condiciones precarias. Según la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, desde 1983 han muerto más de 3.000 mujeres por abortos inseguros y estiman que se realizan 500.000 abortos inseguros cada año, datos que surgen de estimaciones y proyecciones que no ofrecen ningún marco seguro para cuantificar un problema existente, pero cuyo análisis no puede surgir de datos sin verdadero sustento.

Durante la mañana de la primera jornada de debate se escucharon las voces que promueven la aprobación de esta ley, haciendo hincapié en los riesgos al que se exponen las mujeres al realizar un aborto en la clandestinidad, en los derechos de la mujer a elegir sobre su cuerpo y en la posibilidad de que los legisladores “hagan historia”. Por la tarde, se escucharon las voces de quienes promueven la postura de buscar el camino para que se privilegie y cuide la vida de los dos: la mujer y el niño.

Entre las exposiciones más logradas del primer día, por el impacto mediático y por su hondura, seguramente, han sido la del periodista Luis Novaresio y la del Padre Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires. La lectura de ambas presentaciones abren el camino desde donde estamos iniciando este debate, que no es trivial ni inocuo, porque en algo coincidimos ambas posturas: estamos hablando de la vida y de la muerte, con todas las huellas que estas marcan.

En el primer grupo de la mañana, en la que el periodista se constituyó en voz emblemática, se habló sólo de la vida y de la muerte de las mujeres. En la de la tarde, donde el Obispo que conoce desde adentro las realidades pobres fue la voz que más trascendió, se habló de la vida y de la muerte de las mujeres y de los niños -aún sobrevivan en condiciones dignas las mujeres que los han engendrado- y de las causas en las que hay que trabajar si de verdad se quiere encontrar un cauce de progreso y desarrollo ante esta dolorosa situación.

Los invitamos a leer las exposiciones y reflexionar sobre los argumentos de cada una de ellas, para ejercer el necesario juicio crítico que cimiente nuestra mirada creyente o no.

http://www.aica.org/documentos-s-TW9ucy4gR3VzdGF2byBPc2NhciBDYXJyYXJh-7301

https://www.clarin.com/politica/debate-aborto-fuerte-cruce-luis-novaresio-diputada-pro_0_rJihrLqjf.html