+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

ENJ 2018| Presentes en la fiesta de la Iglesia joven

Por Jorge Arrieta

Responsable de la Comisión

Nacional de Jóvenes

 

Los Jóvenes de Acción Católica de todo el país NO quisieron estar ausentes en el 2° Encuentro Nacional de Juventud, que se desarrolló del 25 al 27 de mayo en Rosario, una fiesta de la Iglesia  que convocó a más de 15 mil jóvenes de todos los movimientos e instituciones del país, para renovar el entusiasmo, el espíritu  y la alegría que los caracteriza.

A Rosario viajaron Claudia Carbajal, vicepresidenta del Consejo Nacional, miembros de las comisiones nacional de Jóvenes y Aspirantes y gran presencia de las diócesis de Concordia, San Justo, La Plata, Catamarca, Córdoba, Cruz del Eje, San Juan, Paraná, Concepción, San Martín, La Rioja, Mendoza, Posadas, Merlo-Moreno, Corrientes, Cafayate, Salta, Tucumán, Lomas de Zamora, Laferrere, Comodoro Rivadavia, Buenos Aires, Puerto Iguazú, Mercedes-Luján y de la arquidiócesis anfitriona.

Algunos participaron como miembros de la Pastoral de Juventud, otros como animadores de espacios culturales, como expositores en las distintas temáticas que se abordaron, otros siendo participantes de cada una de las actividades propuestas, muchos rosarinos como servidores y otros en el espacio “Transformación de la Realidad”, que nos permitió dar a conocer cómo nuestra Institución propone y primerea en propuestas y proyectos que involucren a los jóvenes de nuestro querida país.

Se mantuvo latente la necesidad de expresar lo que cada joven pensaba, de ser protagonistas de la historia y corresponsables de la construcción del bien común y de una sociedad más justa y verdadera.

Los jóvenes dejamos en claro nuestras convicciones a favor de la vida y en contra de todo aquello que la destruye; que buscamos discernir los signos de los tiempos para estar dispuestos a formar parte activa de la transformación de la realidad que sufre y necesita de la esperanza, para estar cerca de aquel que está solo, triste y desesperanzado.

Que queremos ser parte de una “pastoral samaritana” dispuesta al servicio del más necesitado, una pastoral que camina entre sus luces y sombras, aprende de ella y sigue en movimiento.

Ser jóvenes fieles a las enseñanzas de nuestro Santo Padre, que ilumina el camino con cada gesto y palabra, ayudando a que seamos capaces de Renovar la Historia, siendo fieles a las enseñanzas del Jesús. Jóvenes que, a ejemplo de Maria nuestra Madre, quieren abandonarse a la voluntad del Señor.

En ese sentido, el Papa Francisco nos animó a acercarnos a la Palabra de Dios, a ser protagonistas, a recordar siempre nuestras raíces y desde allí renovar la historia como lo “hizo aquella chica de 16 años que en Nazaret dijo sí”. Tres fueron las palabras con las que resumió su mensaje: Presencia, comunión y misión.

 

Renovamos nuestro  espíritu para seguir siendo protagonistas de esta historia de la Iglesia que busca actualizarse y renovarse, haciendo memoria agradecida de nuestra querida Nación que nos cobija  y nos recuerda que somos partícipes de ella siendo discípulos misioneros en cada uno de los ambientes de la vida cotidiana.