+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

Contra cualquier acto de violencia contra la mujer

Expresamos nuestro más firme rechazo a cualquier acto de violencia contra la mujer, convirtiéndola en objeto de maltrato en cualquier ámbito. Es necesario visibilizar una realidad dolorosa y silenciada, y a las víctimas, las abrazamos en su dolor comprometiéndonos a trabajar para erradicar todas las formas de violencia contra la mujer.

Ante los hechos denunciados esta semana por un nutrido grupo de actrices argentinas, sumados a los innumerables casos de abusos contra mujeres que conocemos a diario a través de las denuncias periodísticas, así como en el relato de tantas personas a quienes escuchamos y con quienes estamos en nuestros barrios, queremos expresar nuestro más firme y vehemente rechazo a cualquier acto de violencia contra la mujer, convirtiéndola en objeto de maltrato, tanto en el ámbito familiar, laboral como social.

No se puede “naturalizar” la violencia hacia las mujeres, ni es lícito mirar para otro lado permitiendo que tantas sean “pisoteadas” en su dignidad. Es por eso que acompañamos la necesidad de visibilizar una realidad dolorosa y silenciada, que necesita definitivamente ser erradicada por medio de la educación y de la justicia, en una cultura necesitada de valores.

El abuso es una tragedia que cae sobre la vida de las mujeres, los niños y niñas, y los adolescentes con un peso abrumador que los atraviesa para siempre. No podemos callar frente a tantos casos que producen indignación y causan tanto sufrimiento. Por eso nos parece inapropiado confundir o extrapolar otros temas de análisis que no sea el mencionado.

Nos urge no ser condescendiente ni justificante de conductas erróneas y malas, que son detestables porque avasallan la integridad personal. Nadie tiene derecho sobre ello y ninguna circunstancia puede aminorar una mirada condenatoria sobre el abusador, provenga del ámbito que provenga, aún dentro de nuestra misma Iglesia.

En cada caso particular deseamos que sea la justicia quien utilice todo el peso de la ley para que, con el debido proceso, quien es culpable de un delito aberrante, tenga condena y la cumpla sin falsas evasiones. Ante la victima abrazamos su dolor comprometiéndonos a trabajar para erradicar cualquier comportamiento de poder y del “machismo” que ofende principalmente a las mujeres pero también a los varones de bien.

Queremos una sociedad justa, inclusiva, respetuosa de la igual dignidad de mujeres y varones. Queremos una sociedad que valore la vida de punta a punta, creando condiciones de convivencia fraterna, de desarrollo integral en igualdad de oportunidades para todas y para todos por igual. Queremos un país e instituciones que pongan especial cuidado en las mujeres y los niños y niñas, preservándolos del maltrato y capaz de poner fin a toda forma de violencia sobre ellos.

Buenos Aires, 14 de diciembre de 2018.

 

Consejo Nacional

Acción Católica Argentina