+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

JUEVES SANTO: La misión hace síntesis y la despedida, presencia

Jesús  reúne a sus amigos, porque su hora esta llegando. Es el momento de la pascua judía y será el inicio de su camino hacia la cruz, donde se gesta una nueva Pascua.

Sabiendo que se acerca la partida y habiendo amado mucho, Jesús hace síntesis de su misión y su despedida es gesto de presencia para siempre.

Durante este día, que haya un tiempo para  meditar dos textos de la Palabra:

Juan. 13, 1-17 ¿Qué eco dejan en nuestro interior estas palabras?
Los amó hasta el fin,
comenzó a lavarles los pies
les he puesto ejemplo para que hagan lo mismo que yo he hecho con ustedes… ¿Entienden esto?
Hagan esto en memoria mía
Juan 17, 1-26 ¿Qué eco dejan en nuestro interior estas palabras?
He manifestado tu Nombre a los hombres que tú me has dado tomándolos del mundo. Tuyos eran y tú me los has dado; y han guardado tu Palabra. 
Santifícalos en la verdad: tu Palabra es verdad. Amense.

El Jueves Santo se celebramos:

1.La Última Cena,
2.El Lavatorio de los pies
3.La institución de la Eucaristía y del Sacerdocio
4. La oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní

  • Es un día lleno de signos:En la mañana  en todas las catedrales de cada diócesis, el obispo reúne a los sacerdotes en torno al altar y, en una Misa solemne, se consagran los Santos Óleos que se usan en los Sacramentos del Bautismo, Confirmación, Orden Sacerdotal y Unción de los Enfermos. Se llama Misa Crismal.
  • En la Misa de la Tarde , antes del ofertorio, el sacerdote celebrante toma una toalla y una bandeja con agua y lava los pies de doce varones, recordando el mismo gesto de Jesús con sus apóstoles en la Última Cena.

Luego de la Misa, el Sagrario quedará vació,  se guarda el Santísimo en  reserva para acompañarlo allí en adoración humilde y silenciosa hasta la celebración de la Cruz que se realizará el Viernes Santo.

El altar queda sin ningún ornamento y las cruces presentes se tapan con una tela  de color rojo o púrpura.

No deben encenderse velas ante las imágenes de los santos.

La visita al lugar de la reserva
141. La piedad popular es especialmente sensible a la adoración del santísimo Sacramento, que sigue a la celebración de la Misa en la cena del Señor. A causa de un proceso histórico, que todavía no está del todo claro en algunas de sus fases, el lugar de la reserva se ha considerado como “santo sepulcro”; los fieles acudían para venerar a Jesús que después del descendimiento de la Cruz fue sepultado en la tumba, donde permaneció unas Cuarenta horas.
Es preciso iluminar a los fieles sobre el sentido de la reserva: realizada con austera solemnidad y ordenada esencialmente a la conservación del Cuerpo del Señor, para la comunión de los fieles en la Celebración litúrgica del Viernes Santo y para el Viático de los enfermos, es una invitación a la adoración, silenciosa y prolongada, del Sacramento admirable, instituido en este día.
Por lo tanto, para el lugar de la reserva hay que evitar el término “sepulcro” (“monumento”), y en su disposición no se le debe dar la forma de una sepultura; el sagrario no puede tener la forma de un sepulcro o urna funeraria: el Sacramento hay que conservarlo en un sagrario cerrado, sin hacer la exposición con la custodia.
Después de la media noche del Jueves Santo, la adoración se realiza sin solemnidad, pues ya ha comenzado el día de la Pasión del Señor.
http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/ccdds/documents/rc_con_ccdds_doc_20020513_vers-direttorio_sp.html#Jueves%20Santo

 

 

Normas del ayuno y la abstinencia:

    Hasta los 14 años cumplidos: no hay obligación de guardar ayuno ni abstinencia. No obstante los padres y pastores de alma deben cuidar que los niños formen un auténtico espíritu de penitencia.

     Desde los 14 y hasta los 18 años (mayoría de edad canónica): Existe la obligación de guardar la abstinencia de carne o de otro alimento todos los viernes del año, salvo si coincide con solemnidad.

     Desde los 18 hasta los 59 años cumplidos: existe la obligación de abstenerse de tomar carne u otro alimento los días indicados anteriormente, y también la de ayunar el miércoles de ceniza y el viernes santo.

     Desde los 59 años de edad: desaparece la obligación de ayunar, pero subsiste la obligación de abstenerse de la carne u otro alimento.

Una práctica de piedad: Visita de las siete Iglesias

En muchas partes, especialmente en América Latina,  durante la tarde del jueves y hasta la mañana del viernes se realiza también, la visita de las siete Iglesias, en las que dan gracias a Jesús por todo su amor al quedarse con nosotros. Esto se hace en siete templos diferentes y simboliza el ir y venir de Jesús en la noche de la traición.