+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

¡Faltan 2 días! La Rioja, tierra de misión y de martirio

La participación en el Movimiento de Acción Católica Rural lo llevó a la Rioja. Allí, conoció a Mons. Angelelli y su pastoral en medio de los más pobres y abandonados en la árida provincia de La Rioja, donde los contrastes entre los que poseían las tierras y los que no, eran de una proporción escandalosa.

Sin dudarlo, y aún en medio de las tensiones que la decisión traerá en su familia, emprenden el viaje que será, sin suponerlo, la tierra que cobijará su trabajo, su entrega y su sangre mártir.

Detrás de Wenceslao, hay una familia que con él asume el martirio de esta entrega,su esposa y sus hijas son parte de este recorrido de fe, despertado en él en Mendoza y que se abrirá a lo eterno en tierras riojanas, en unos pocos días signados por el terror incomprensible de aquellos que en la violencia lo arrasan con sinrazón todo lo que encuentran a su paso.

¡No odien! este será su legado.

“Hermanos míos, yo los invito a que oremos por los que mataron a Carlos y a Gabriel, sin que nos interesen ni las siglas ni los nombres. Lo repito, no tenemos ni los ojos ni los oídos cerrados; tenemos la inteligencia normal de todo ser humano, o sea, que si hay que saber y podemos conseguir elementos y estar así en condiciones de informar a quien se debe, vamos a hacerlo. Pero también nos preguntamos: ¿hay acaso hermanos nuestros que pueden imaginar o pensar o programar violen­cias, y hay otros que las ejecutan? ¿Y es posible que coincidan? (…)

¡Qué difícil es ser cristiano! Porque al cristiano se le exige perdonar. Si se nos dijera: “No tenemos que perdonar; esto no es cristiano, no es siquiera humano matar sacerdotes”, responderíamos sin vacilar: el cristiano tiene que perdonar a todos. Pero otra cosa es aprobar los errores y otra aún no trabajar para evitar que estas cosas sucedan.

Pero al responsable su conciencia ha de decirle seguramente: “¡Vos lo hiciste!” Y no sé cómo puede dormir y, si está casado, cómo puede darle un beso a su mujer y a sus hijos. No lo entiendo desde la fe, y ni siquiera humanamente, en este y en otros casos… No entiendo como esos hombres pueden tomar a sus semejantes y, diciéndose cristianos, despedazarlos y triturarlos como al trigo para hacer pan, por más que esta vez les haya salido pan bendito. ¿No se acuerdan que Tertuliano dice que la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos? Así, los mismos verdugos son instrumentos, en cierta manera, para el bien, para que surja una comunidad fuerte en la fe, en la esperanza y en el amor. (…)” Homilia  de Angelelli en la exequias del padre Carlos y Gabriel

 

3° DÍA – TRIDUO EN HONOR A WENCESLAO PEDERNERA

“Su compromiso con el ambiente rural”.

  • Canto (para escuchar o cantar)

Esto que soy eso te doy – Eduardo Meana – YouTube

A veces te pregunto: “¿porque yo?”
Y solo me respondes: “porque quiero”
Es un misterio grande que nos llames
Así tal como somos a tu encuentro.
Entonces redescubro una verdad
Mi vida nuestra vida es tu tesoro
Se trata entonces solo de ofrecerte
Con todo nuestro amor esto que somos.

Que te daré, que te daremos
Si todo, todo, es tu regalo
Te ofreceré, te ofreceremos
Esto que somos, esto que soy
Eso te doy.

Esto que soy, esto es lo que te doy
Esto que somos es lo que te damos
Tu no desprecias nuestra vida humilde
Se trata de poner todo en tus manos
Aquí van mis trabajos y mi fe,
Mis mates, mis bajones y mis sueños,
Y todas las personas que me diste, desde mi corazón te las ofrezco.

Que te daré, que te daremos
Si todo, todo, es tu regalo
Te ofreceré, te ofreceremos
Esto que somos, esto que soy
Eso te doy.

Vi tanta gente un domingo de sol,
Me conmovió el latir de tantas vidas,
Y adiviné tu abrazo gigantesco,
Y sé que sus historias recibías.
Por eso tu altar luce vino y pan,
Son signo y homenaje de la vida,
Misterio de ofrecerte y recibirnos,
Humanidad que cristo diviniza.

Que te daré, que te daremos
Si todo, todo, es tu regalo
Te ofreceré, te ofreceremos
Esto que somos, esto que soy
Eso te doy.

 

  • Encender los cirios como señal de la luz de Jesús que los beatos y santos nos acercan para que podamos ver su presencia y sus huellas en el mundo

 

  • Señal de la Cruz

 

  • Wenceslao un camino de conversión y compromiso

La vida de Wenceslao es un camino de conversión, en el que Jesús lo fue llamando respetando sus tiempos y su libertad. Él no quería saber nada “con los curas”, pero una vez que se encintró con el Señor, le cambió la vida.

No es posible encontrarse con Jesús sin encontrarse con la vida de nuestros hermanos. Wenceslao, junto con el resto de los mártires riojanos, hicieron presente las bienaventuranzas, en ese lugar y en ese tiempo, en sus vidas y en las de quienes la compartieron.

El camino de Wenceslao de la conversión personal al compromiso social, es un camino siguiendo la pastoral rural de la Iglesia que tenía participación orgánica en el apostolado jerárquico, a través de la Acción Católica Argentina y de la comunión con el Obispado de La Rioja, haciendo carne la Doctrina Social de la Iglesia a través de su vida de trabajador y dirigente.

Un compromiso sin reservas, capaz de dar la vida no sólo en un hecho concreto sino todos los días en una entrega generosa. Llegó para ellos “el día en que cualquiera que los mate pensará que le está prestando un servicio a Dios” (Jn 16,2). Unida su vida a la de Cristo, también su muerte es un reflejo de la entrega generosa.

 

Compartamos de un texto el evangelio: (Mt 14, 14-21)

14 Jesús bajó de la barca y vio que allí había una gran cantidad de gente. Entonces tuvo compasión de ellos y sanó a todos los que estaban enfermos.

15 Cuando ya empezaba a atardecer, los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron:

—Éste es un lugar solitario, y se está haciendo tarde. Dile a la gente que se vaya a los pueblos y compre su comida.

16 Jesús les contestó:

—No tienen que irse. Denles ustedes de comer.

17 Los discípulos respondieron:

—Pero no tenemos más que cinco panes y dos pescados.

18 Jesús les dijo:

—Tráiganlos aquí.

19 Luego de ordenar que la gente se sentara sobre la hierba, Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, miró al cielo y dio gracias a Dios. Después partió los panes y se los dio a los discípulos, para que ellos los repartieran a la gente.

20 Todos comieron hasta quedar satisfechos. Y cuando los discípulos recogieron los pedazos que sobraron, llenaron doce canastas. 21 Los que comieron fueron como cinco mil hombres, además de las mujeres y los niños.

 

  • ¿Qué nos dice este texto de la Palabra?

Jesús da su mensaje a quienes lo siguen, su palabra es escuchada por todos. Pero Él no sólo les habla sino que se compadece de sus necesidades, se compromete con sus vidas.

Pero Jesús va todavía más allá todavía, compromete a sus discípulos a hacerse cargo de las necesidades de la gente. Frente al pedido de los discípulos de que los dejara ir para que cada cual pudiera resolver su problema, Él los invita a “hacerse cargo”: “Denles ustedes de comer”

Ellos se enfrentan a sus limitaciones ante las necesidades de los demás. Sin embargo, al poner en común lo que tenían, el Señor lo multiplica y no sólo satisface las necesidades de la gente sino que sobra en abundancia.

  • ¿Qué tiene que ver esto con la vida de Wenceslao?

Wenceslao no quería saber mucho con el Señor.

  • Cuando se enamoraron y Wenceslao le propuso matrimonio, Coca puso como condición casarse por Iglesia. Wenceslao no estuvo de acuerdo porque él no creía en “los curas” y se separaron durante 15 días hasta que, por amor a su novia, aceptó recibir el sacramento del matrimonio.
  • Un día, frente a la participación en una novena hay un pequeño altercado, porque no quería que Coca participara de ella con la niña, sin embargo Coca se va igual y más tarde Wenceslao aparece en la Iglesia, de regreso a casa, él acepta que acompañará a Coca en los días restante. Empezaron las reuniones, los sábados a la tarde a meditar el Evangelio  y compartir la fe y la vida. Así llegó la Acción Católica rural, la Biblia se transformó en su camino de encuentro con Jesús y el grupo de AC una comunidad de servicio y de entrega. Primero a nivel local, en Mendoza y luego, a nivel nacional donde Wenceslao llegó a ser dirigente regional.

El encuentro con Jesús, le cambio la vida y asumió su camino fe a la manera de Cristo. Fiel al mensaje de las bienaventuranzas, asumió el desafío de trabajar por la justicia siempre cercano a las necesidades de los demás.

Él puso a disposición del Señor lo que tenía para atender las necesidades de su pueblo y Jesús supo multiplicar su vida

Wenceslao fue evangelizador de la DSI. La conoció desde la experiencia pastoral de Monseñor Angelelli y ya nada fue igual. La hizo carne y tomó decisiones en función de ella, decisiones que cambiaron radicalmente su vida: dejó la seguridad de Mendoza, buscando la dignidad de los trabajadores rurales.

La conversión de Wenceslao también se consumó en su sangre derramada en el portal de su casa de Sañogasta, luego de ser “cocido” a balazos por sus asesinos. “No odien, yo los perdono” fue su testamento espiritual para su esposa e hijas pequeñas.

  • ¿Que nos dice a cada uno de nosotros?
    • ¿Cómo vivo mi compromiso cristiano?
    • ¿Creo que este compromiso es parte de mi vida de fe?
    • ¿Estoy atento a las necesidades de los demás?
    • ¿Pongo estas acciones en manos del Señor para que las multiplique o solo confìo n mis fuerzas?

 

CANTO: Quiero ser Pan https://youtu.be/TfavUeSSvRw

 

  • Como conclusión les proponemos dos gestos

 

  • Personal:

Realizó un gesto concreto de ayuda a una persona en situación de vulnerabilidad

 

  • Comunitario

¿Qué proyecto o servicio podemos implementar en nuestra comunidad para responder a alguna necesidad de ls personas que viven en nuestro radio parroquial o en nuestro lugar de evangelización

 

  • Oración de intersección pidiendo imitar su vida:

Wenceslao, como laico, nos dice que vale la pena jugarse por una familia y por el lugar donde uno vive. Y que vale la pena allí asumir y crecer en la fe en Dios, buscando promover la vida de quienes más necesitan. Que vale la pena perdonar siempre y no odiar. Te pedimos, Señor, imitar su vida y ser valientes en el testimonio.

Por intercesión de María, Primera Discípula de la Pascua, y modelo de aceptación de la voluntad de Dios.

  • Wenceslao (Filocalia) https://youtu.be/NPQtZojAHXk?list=PLS0dRMWK6AshcgQnhiiR7SF8AA_4jqksy

 

  • Bendición final.

 

El Señor nos bendiga y nos guarde para la vida eterna. Amén