+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

El Papa establece el Domingo de la Palabra de Dios

Por medio de una carta apostólica en forma de motu proprio, titulada Aperuit illis, el papa Francisco instituyó el “Domingo de la Palabra de Dios” que se celebrará cada tercer domingo del Tiempo Ordinario para hacer “crecer en el pueblo de Dios la familiaridad religiosa y asidua con la Sagrada Escritura”.

El Papa no quiere que el día dedicado a la Biblia sea sólo ‘una vez durante todo el año’, “porque necesitamos urgentemente familiarizarnos e intimar con la Sagrada Escritura y el Resucitado”, indica el documento.

La carta apostólica indica “que las comunidades encontrarán una manera de vivir este domingo como un día solemne. Será importante que en la celebración eucarística el texto sagrado pueda ser entronizado, a fin de hacer evidente a la asamblea el valor normativo que posee la Palabra de Dios” y agrega: “En este domingo, de manera especial, será útil destacar su proclamación y adaptar la homilía para resaltar el servicio prestado a la Palabra del Señor”. Siempre teniendo en cuenta que “las innegables raíces históricas de los libros contenidos en el texto sagrado no deben hacernos olvidar este propósito primordial: nuestra salvación”.

En el texto de la Aperuit illis, el Santa Padre señala que el Domingo de la Palabra de Dios “se colocará en un momento oportuno de ese periodo del año, en el que estamos invitados a fortalecer los lazos con los judíos y a rezar por la unidad de los cristianos” y añade que “no se trata de una mera coincidencia temporal: celebrar el Domingo de la Palabra de Dios expresa un valor ecuménico, porque la Sagrada Escritura indica a los que se ponen en actitud de escucha el camino a seguir para llegar a una auténtica y sólida unidad”.

El pontífice sugiere, además, que en este Domingo los obispos “podrán celebrar el rito del Lectorado o confiar un ministerio similar para recordar la importancia de la proclamación de la Palabra de Dios en la liturgia” y que los párrocos “podrán encontrar el modo de entregar la Biblia, o uno de sus libros, a toda la asamblea, para resaltar la importancia de seguir en la vida diaria la lectura, la profundización y la oración con la Sagrada Escritura, con una particular consideración a la lectio divina”.

Para leer

Carta Apostólica “Aperuit Illis”

 

Para compartir y reflexionar

Domingo de la Palabra de Dios