+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

Discernir y decidir teniendo el Bien Común como norte

Nos disponemos a vivir una jornada cívica, a realizar de un modo concreto y eficaz nuestro derecho y nuestro deber ciudadano consignado en la Constitución Nacional como expresión de nuestra organización republicana, ejerciendo el voto directo de elección de nuestros representantes para la constitución de los poderes ejecutivos y legislativos del orden nacional, provincial y municipal. A través de ellos también nutrimos los cuerpos colegiados que proponen y aprueban la designación de los jueces de los distintos foros.

Una vez más estamos frente al hecho de discernir y decidir. Una gran responsabilidad presente que direccionará nuestro futuro común.

Como Consejo Nacional de la Acción Católica Argentina es nuestro deseo y nuestra obligación invitarlos a una participación comprometida en la construcción del Bien Común de nuestra Patria, votando en conciencia, con la convicción de que cada decisión y cada opción tiene un fundamento.

El Papa Francisco nos recordaba que “la realidad es superior a la idea”, y por tanto, nuestras decisiones están enmarcadas y condicionadas por el sentido de realismo y ubicación frente a las circunstancias que percibimos y vivimos como personas, como comunidad y como Pueblo que construye la historia en esta bendita tierra Argentina.

Las circunstancias de inequidad, injusticia, corrupción y violencia, que se manifiestan dolorosamente en pueblos hermanos de Latinoamérica y en múltiples puntos del Planeta, nos llaman a una actitud madura y decidida al servicio de las necesidades concretas de la sociedad, necesidades espirituales y materiales, de cada mujer y de cada varón, de cada niño y de cada adulto.

Fieles a nuestra pasión por la Verdad y el compromiso por el Bien Común, queremos renovar nuestra decisión de ser instrumentos de Paz.

Paz en los corazones, Paz en las familias, Paz en nuestros ambientes, Paz en nuestra Nación. Paz que nace de buscar con dedicación y en un clima de humildad y amistad social la realización de los valores que Jesucristo nos enseñó: verdad, vida, santidad, gracia, justicia, amor, misericordia.

Amigos no cedamos a la tentación del desaliento; celebremos la libertad de los Hijos de Dios; celebremos el don de nuestra Patria Argentina; celebremos la convivencia respetuosa y pacífica y conscientes de las necesidades y sufrimientos de tantos hermanos, asumamos el compromiso de construir solidariamente un presente digno para todos, buscando lo que nos une por sobre lo que nos divide, aborreciendo el odio y construyendo la paz.

Oremos una vez más con fe y esperanza…

ORACIÓN POR LA  PATRIA


Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.

Nos sentimos heridos y agobiados.
Precisamos tu alivio y fortaleza.

Queremos ser nación,
una nación cuya identidad
sea la pasión por la verdad
y el compromiso por el bien común.

Danos la valentía de la libertad
de los hijos de Dios
para amar a todos sin excluir a nadie,
privilegiando a los pobres
y perdonando a los que nos ofenden,
aborreciendo el odio y construyendo la paz.

Concédenos la sabiduría del diálogo
y la alegría de la esperanza que no defrauda.
Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor,
cercanos a María, que desde Luján nos dice:
¡Argentina! ¡Canta y camina!

Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.

Amén.