+54 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

Encuentro de los Jueves

Todos los jueves, día de Institución de la Eucaristía, la Acción Católica se une en la oración, en comunidad o personalmente, para rezar por intenciones comunes a toda la Acción Católica en el país.

ENERO – Jueves 13

Intención: Señor, concédenos estar siempre abiertos a recibir tu Misericordia y siempre dispuestos  para ser instrumentos de tu Amor. Oremos.

Evangelio del día: Mc 1, 40-45

Reflexión: «Una vez más el Evangelio nos muestra lo que hace Dios ante nuestro mal: Dios no viene a «dar una lección» sobre el dolor; no viene tampoco a eliminar del mundo el sufrimiento y la muerte; viene más bien a cargar sobre sí el peso de nuestra condición humana, a conducirla hasta sus últimas consecuencias, para liberarnos de modo radical y definitivo. Así Cristo combate los males y los sufrimientos del mundo: haciéndose cargo de ellos y venciéndolos con la fuerza de la misericordia de Dios.

A nosotros, hoy, el Evangelio de la curación del leproso nos dice que si queremos ser auténticos discípulos de Jesús estamos llamados a llegar a ser, unidos a Él, instrumentos de su amor misericordioso, superando todo tipo de marginación.» [Papa Francisco, Ángelus, 15 de febrero de 2015].

Propósito: Que el Amor misericordioso de Dios nos guíe en la planificación del año que estamos comenzando.

ENERO – Jueves 6

Intención: Señor, que podamos manifestarte en todos los ambientes, que nuestro andar y nuestro servicio reflejen tu Amor. Oremos.

Evangelio del día:  Mt 2, 1-12

Reflexión: «… No basta saber dónde nació Jesús, como los escribas, si no alcanzamos ese dónde. No basta saber, como Herodes, que Jesús nació si no lo encontramos. Cuando su dónde se convierte en nuestro dónde, su cuándo en nuestro cuándo, su persona en nuestra vida, entonces las profecías se cumplen en nosotros. Entonces Jesús nace dentro y se convierte en Dios vivo para mí. Hoy, hermanos y hermanas, estamos invitados a imitar a los magos. Ellos no discuten, sino que caminan; no se quedan mirando, sino que entran en la casa de Jesús; no se ponen en el centro, sino que se postran ante él, que es el centro; no se empecinan en sus planes, sino que se muestran disponibles a tomar otros caminos. En sus gestos hay un contacto estrecho con el Señor, una apertura radical a él, una implicación total con él. Con él utilizan el lenguaje del amor, la misma lengua que Jesús ya habla, siendo todavía un infante. De hecho, los magos van al Señor no para recibir, sino para dar. Preguntémonos: ¿Hemos llevado algún presente a Jesús para su fiesta en Navidad, o nos hemo intercambiado regalos solo entre nosotros?» [Papa Francisco, Homilía en la Misa de la Solemnidad de la Epifanía del Señor, 6 de enero de 2019]

Propósito: Esforzarnos para ser la mejor versión de nosotros mismos para ofrendarla al Niño Jesús y ponerla a disposición de los más necesitados.

ENERO – Jueves 20

Intención: Señor, concédenos un buen descanso y que no nos alejemos de los que nos necesitan. Oremos.

Evangelio del día: Mc 3, 7-12

Reflexión: Para reflexionar en vacaciones.

«(…) el descanso… Porque quiere ponerles en guardia contra un peligro que está siempre al acecho, también para nosotros: el peligro de dejarse llevar por el frenesí del hacer, de caer en la trampa del activismo, en el que lo más importante son los resultados que obtenemos y el sentirnos protagonistas absolutos. Cuántas veces sucede también en la Iglesia: estamos atareados, vamos deprisa, pensamos que todo depende de nosotros y, al final, corremos el riesgo de descuidar a Jesús y ponernos siempre nosotros en el centro. Por eso Él invita a los suyos a reposar un poco en otro lugar, con Él. No se trata solo de descanso físico, sino también de descanso del corazón. Porque no basta “desconectar”, es necesario descansar de verdad. ¿Y esto cómo se hace? Para hacerlo, es preciso regresar al corazón de las cosas: detenerse, estar en silencio, rezar, para no pasar de las prisas del trabajo a las de las vacaciones. Jesús no se sustraía a las necesidades de la multitud, pero cada día, antes que nada, se retiraba en oración, en silencio, en la intimidad con el Padre. Su tierna invitación —descansad un poco— debería acompañarnos: guardémonos, hermanos y hermanas, del eficientismo, paremos la carrera frenética que dicta nuestras agendas. Aprendamos a detenernos, a apagar el teléfono móvil, a contemplar la naturaleza, a regenerarnos en el diálogo con Dios.» [Papa Francisco, Ángelus, 18 de julio de 2021].

Propósito: Tomarnos el tiempo de descanso para profundizar la intimidad con Dios y reponer fuerzas para seguir adelante.

ENERO – Jueves 27

Intención: Padre, ayúdanos a ser testigos magnánimos de Jesús. Oremos.

Evangelio del día: Mc 4, 21-25

Reflexión: «El tema del testimonio, entendido como elemento fundamental de la vida del cristiano, fue el centro de la reflexión del Papa Francisco durante la misa… Jesús “nos habla de la lámpara”, que no se pone debajo del celemín, sino en el candelero. Ella «es luz —explicó—, y el evangelio de Juan nos dice que el misterio de Dios es luz y que la luz vino al mundo y las tinieblas no la acogieron». Una luz, añadió, que no puede esconderse, sino que sirve “para iluminar”.

… Y continuó: “Cuando tú entras en esta luz de Jesús, cuando entras en la amistad de Jesús, cuando te dejas guiar por el Espíritu Santo, el corazón se abre, llega a ser magnánimo”. Se activa, en este punto, una dinámica particular: el cristiano “no gana: pierde”. Pero, en realidad, concluyó el Pontífice, “pierde para ganar otra cosa, y con esta ‘derrota’ de intereses, gana a Jesús, gana convirtiéndose en testigo de Jesús”. [Papa Francisco, Homilía en Santa Marta, 28 de enero de 2016].

Propósito: Dispongamos el corazón para llevar luz a nuestros hermanos, en especial a los que están solos, afligidos y pasan necesidades.


FEBRERO – Jueves 3

Intención: Señor, que podamos ser mensajeros de tu reino, libres y ligeros, seguros del amor que nos tienes. Oremos.

Evangelio del día: Mc 6, 7-13

Reflexión: «El discípulo misionero tiene antes que nada su centro de referencia, que es la persona de Jesús. La narración lo indica usando una serie de verbos que tienen Él por sujeto —”llama”, “comenzó a mandarlos”, “dándoles poder”, “ordenó”, “les dijo” (vv. 7.8.10)—, así que el ir y el obrar de los Doce aparece como el irradiarse desde un centro, el reproponerse de la presencia y de la obra de Jesús en su acción misionera. Esto manifiesta cómo los apóstoles no tienen nada propio que anunciar, ni propias capacidades que demostrar, sino que hablan y actúan como “enviados”, como mensajeros de Jesús».

(…)

«La segunda característica del estilo del misionero es, por así decir, un rostro, que consiste en la pobreza de medios. Su equipamiento responde a un criterio de sobriedad. Los Doce, de hecho, tienen la orden de “que nada tomasen para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni alforja, ni calderilla en la faja” (v. 8). El Maestro les quiere libres y ligeros, sin apoyos y sin favores, seguros solo del amor de Él que les envía, fuerte solo por su palabra que van a anunciar. El bastón y las sandalias son la dotación de los peregrinos, porque tales son los mensajeros del reino de Dios, no gerentes omnipotentes, no funcionarios inamovibles, no divas de gira.» [Papa Francisco, Ángelus, 15 de julio de 2018].

Propósito: Ser los discípulos misioneros que Jesús envía  para que su mensaje de amor llegue a todos, en todas las periferias.

FEBRERO – Jueves 10

Intención: Señor, que seamos dóciles al Espíritu Santo para acompañar el camino de fe de todos nuestros hermanos y hermanas. Oremos.

Evangelio del día: Mc 7, 24-30

Reflexión: «Es, en esencia, la historia de una madre que «se había expuesto al riesgo de hacer un mal papel, pero insistió» por amor a su hija. Viniendo “del paganismo y de la idolatría, encontró la salud para su hija”; y para sí misma “encontró al Dios viviente”. Su camino, explicó el Papa, “es el camino de una persona de buena voluntad que busca a Dios y lo encuentra”. Por su fe, “el Señor la bendice”. Pero es también la historia de mucha gente que aún hoy “recorre este camino”. Y “el Señor espera” a estas personas, movidas por el Espíritu Santo. “Cada día en la Iglesia del Señor hay personas que recorren este camino, silenciosamente, para encontrar al Señor”, precisamente “porque se dejan conducir por el Espíritu Santo”.» [Papa Francisco, Homilía en Santa Marta, 13 de febrero de 2014].

Propósito: Ser iglesia/Acción Católica abierta para todos los que te buscan, dispuestos a mostrar Tu rostro a los más necesitados.

FEBRERO – Jueves 17

Intención: Señor, ayúdanos a unirnos a Ti, de corazón y con obras, para ser tus testigos aún desde las dificultades y sufrimientos. Oremos.

Evangelio del día: Mc 8, 27-33

Reflexión: «El Señor quiere que sus discípulos de ayer y de hoy establezcan con Él una relación personal, y así lo acojan en el centro de sus vidas. Por este motivo los exhorta a ponerse con toda la verdad ante sí mismos y les pregunta: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” (v. 29). Jesús, hoy, nos vuelve a dirigir esta pregunta tan directa y confidencial a cada uno de nosotros: “¿Tú quién dices que soy? ¿Vosotros quién decís que soy? ¿Quién soy yo para ti?”. Cada uno de nosotros está llamado a responder, en su corazón, dejándose iluminar por la luz que el Padre nos da para conocer a su Hijo Jesús. Y puede sucedernos a nosotros lo mismo que le sucedió a Pedro, y afirmar con entusiasmo: “Tú eres el Cristo”.

Cuando Jesús les dice claramente aquello que dice a los discípulos, es decir, que su misión se cumple no en el amplio camino del triunfo, sino en el arduo sendero del Siervo sufriente, humillado, rechazado y crucificado, entonces puede sucedernos también a nosotros como a Pedro, y protestar y rebelarnos porque eso contrasta con nuestras expectativas, con las expectativas mundanas. En esos momentos, también nosotros nos merecemos el reproche de Jesús: “¡Quítate de mi vista, Satanás! Porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres” (v. 33).» [Papa Francisco, Ángelus, 16 de septiembre de 2018].

Propósito: Desde la profundidad de la oración respondamos estas preguntas: ¿Quién es Jesús para mi? ¿Quién es Jesús para nuestra comunidad de AC?

FEBRERO – Jueves 24

Intención: Señor, ayúdanos a ser hombres, mujeres, jóvenes, niños y niñas que viven de acuerdo a tus enseñanzas y testimonian tu amor en todos los ambientes. Oremos.

Evangelio del día: Mc 9, 41-50

Reflexión: «El Pontífice, refiriéndose al pasaje evangélico de Marcos (9, 41-50) leído en la liturgia, recordó que Jesús habló con fuerza contra el escándalo y “dijo: ‘El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen —uno solo de estos hermanos y hermanas que tienen fe—, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y le echasen al mar'”. En verdad, explicó el Papa, “el cristiano incoherente hace mucho mal”, y la imagen fuerte usada por Jesús es muy elocuente. Por lo tanto, prosiguió, “la vida del cristiano está en la senda de la coherencia”, pero también tiene que vérselas “con la tentación de no ser coherente y de dar tanto escándalo. Y el escándalo mata”.» [Papa Francisco, Homilía en Santa Marta, 27 de febrero de 2014].

Propósito: Revisar nuestra vida a la luz del Evangelio.