+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

“Tenemos que ser constructores del Reino de Dios aquí en la tierra”

En la capilla Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa del Hogar de Cristo, diócesis de San Martín, se celebró la Misa de Cristo Rey que fue televisada por Canal Orbe 21 en distintas señales de Telecentro, Cablevisión, DirecTV y en su sitio web.

La celebración eucarística fue presidida por el Padre Pepe Di Paola, quien recalcó que “nuestro Rey y Señor, sin dudas, lo que quiere es que construyamos su reino aquí en la Tierra” y que si le decimos sí a nuestro Rey, “no podemos obrar de acuerdo a las miradas de otros que se dicen reyes de la tierra. Nuestro Rey es Jesús, tiene una propuesta muy clara que es el Evangelio, tiene un camino muy preciso que es la misericordia, por lo tanto tenemos que ser fieles a este Rey”.

Texto completo de la homilía del Padre Pepe De Paola

 

Queridos amigos:

Junto a la Acción Católica Argentina celebramos esta fiesta de Cristo Rey.

En este día, los cristianos y especialmente la Acción Católica, proclaman que no tienen otro más importante que Jesús. Porque por ahí, en el camino de la vida, vamos viendo gente que nos llaman la atención, que nos interesa por las decisiones y opciones que toma. Pero nosotros decimos que hay un solo Señor al que seguimos, que es Jesús. Hay un solo Rey para nosotros, que es Jesús.

Es un rey muy particular, que vivió proclamado durante toda su vida pública la misericordia de Dios. Y también quiere que aquellos que son sus discípulos podamos vivirla en forma intensa, permanente, yo diría, espontánea. Poder lograr que nuestra misericordia sea espontánea, no tener que pensar un acto de misericordia, que realmente podamos ser tan fieles a este Rey, que inmediatamente nuestras acciones sean de misericordia.

Y tener el corazón, quizás, como en este Evangelio que compartimos, de este “Buen Ladrón” que está con Jesús en el paraíso, y esta frase de este hombre que está a punto de morir y sabe que está al lado del Justo, al lado del Rey, al lado de Dios, y le dice: “-acordate de mí cuando llegues a tu reino”. Frente a un corazón que está destruido humanamente, como el de esta persona, Jesús le dice “hoy vas a estar conmigo en el paraíso”. Y a nosotros también, si hacemos una mirada interior, nos damos cuenta que al lado de Jesús, por más sufrimientos que tengamos, por más problemas que tengamos, podemos acercarnos de esta manera, decirle: – Acordate de mí Señor, porque queremos estar en el paraíso con Vos, porque sos nuestro único Rey y Señor.

Este Rey y Señor, sin dudas, lo que quiere es que construyamos su reino aquí en la Tierra. Este llamado de la Acción Católica, de la Iglesia, y del papa Francisco, hoy es: Tenemos que ser constructores del Reino de Dios aquí en la tierra. Si decimos que es nuestro Rey, no podemos obrar de acuerdo a las miradas de otros que se dicen reyes de la tierra. Nuestro Rey es Jesús, tiene una propuesta muy clara que es el Evangelio, tiene un camino muy preciso que es la misericordia, por lo tanto tenemos que ser fieles a este Rey.

En este lugar que ha elegido la AC para celebrar la santa misa, podemos decir: hay una Iglesia que hace presente la misericordia a través del Hogar de Cristo, porque sabemos que en nuestros barrios hay chicos que han caído en la droga y que no podemos pasar como esa parábola del Buen Samaritano, en donde hay algunos que siguen de largo, que miran el problema pero siguen de largo y no se hacen cargo.

Hoy, la Iglesia mira y trata de imitar a ese hombre que con misericordia se acerca y levanta a ese hombre tirado y se hace cargo de él. Aquí en esta casa, donde estamos compartiendo la santa misa, muchos chicos comienzan a recuperar su vida, su esperanza, a realizar sus proyectos de vida gracias a la misericordia de la Iglesia. Aquí como en tantos otros lugares donde la Iglesia no pasa de largo sino que mira donde está el hermano adicto caído y entonces le dice vení, ésta es tu casa.

Por eso, creo que este lugar tiene que inspirarnos a todos los que estamos compartiendo la misa para decir puedo hacer algo por mi hermano, puedo no pasar de largo. La invitación del Papa Francisco, en definitiva, este año es no pasemos de largo frente al problema del hermano. Creo que hoy entre todos podemos hacer un compromiso, todos podemos decir que Jesús es nuestro Rey más que con nuestras palabras con nuestras obras. De esa manera, nuestro Rey en el cielo estará muy feliz y estará preparando realmente lo pleno para todos nosotros, el Reino de los Cielos. Nosotros mientras tanto, en este andar, tratemos de traer un poquito de este cielo a esta tierra para hacerla mejor y tratemos de hacerlo siempre con este espíritu de misericordia que nos pide el Papa Francisco.

homilia-padre-pepe

 

Deja una Respuesta