+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

8/8 Tiempo de oración, de testimonio y compromiso.

Estamos ya en la jornada previa a la votación en el Congreso del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Desde el comienzo de su tratamiento se escucharan muchas voces. A favor y en contra.

Nuestra propuesta ha sido clara. Queremos las dos vidas: la de la mujer y la del niño/a.. Las queremos, con la convicción de la dignidad y del derecho a vivir que ambos tienen y por eso, es nuestro compromiso seguir trabajando en favor de todo aquello que posibilite que ninguna mujer y ni ningún niño o niña  muera por lo que puede ser prevenido con políticas públicas y educación.

El miércoles asistiremos al debate de la Cámara de Senadores que sellarán con su voto el modo de enfrentar esta problemática y optar por un encuadre que legalmente consolide la justicia y el cuidado especial de los más débiles o privilegie únicamente la vida de la mujer.

No será un día más. Por eso, invitamos a:

  • Orar con fe y unirnos a la celebración Eucarística– desde dónde cada uno de nosotros este- que concelebrarán los obispos en la Catedral Metropolitana, a las 20 hs . Que nuestra oración sea sencilla, serena y confiada, que active la esperanza y la prudencia para encontrar renovados caminos que nos afiancen en construir la cultura de la vida. Cultura que está lejos de todo odio o estigmatización. Que en comunión fraterna y respetuosa pidamos al Buen Dios, ser sembradores de bien y trabajadores comprometidos con la vida de “punta a punta”.
  • Testimoniar con valentía serena y evangélica este compromiso frente al Congreso, desde las 18 hs, trayendo al corazón de esta ciudad ruidosa, la voz de las distintas manifestaciones que se han ido realizando en el país y que fueron “silenciadas” en los medios, contribuyendo ocultar la libertad de expresión que tanto se proclama y a la vez, se silencia cuando conviene a otros interés. Nuestro testimonio ha de ser con el espíritu de las bienaventuranzas: justo, manso, humilde, misericordioso, pacífico, pero presente en la vida ciudadana donde construimos la historia.
  • Comprometernos aun más con la causa de la vida, con la necesidad de educar la sexualidad y dialogar con honesta sinceridad acerca de aquello que sucede, aquello que es necesario aquí y ahora, desde la luz que nace del Evangelio de Jesús, para desde este mismo lugar,  recorrer los caminos necesarios para abrazar con ternura toda situación de dolor, desorientación o fragilidad ante el don de la vida.

Hemos recorrido un largo debate y hemos reconocido unos y otros, que el aborto es un drama cuando se busca por no encontrar otros caminos o cuando la pobreza u otras situaciones aberrantes parecen conducir a un sólo lugar. Es entonces desde ahí, donde habrá que recomenzar a transitar el día después, encontrando  caminos para que respetando los derechos de todos, nadie quede afuera del banquete de la vida.

Más allá del resultado de la votación del 8/8 y en consonancia con el estilo de vida que nos propone el Evangelio, lejos de todo existimo o tentación de fracaso, pongamos nuestro corazón en la sintonía del Amor que viene de lo Alto y vivamos, como nos propone el Papa, en estos días claves,  con el espíritu de las Bienaventuranzas y de Mateo 25.

Mateo 5:

“Bienaventurados (Felices) los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.

“Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.

“Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.

“Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.

“Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.

“Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.

10 “Bienaventurados aquéllos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos.

11 “Bienaventurados serán[b] cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de Mí.

Mateo 25

“Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: “Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, .porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; .desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver”. .Los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos habriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? .¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? 39.¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?”. Y el Rey les responderá: “Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”. Luego dirá a los de la izquierda: “Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, .porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; .estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron”. Estos, a su vez, le preguntarán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?”. Y él les responderá: “Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo”. “