+51 11 4331 6323 secretaria@accioncatolica.org.ar

8M | ¡Creemos en el potencial de cada mujer y en el desarrollo integral de las mujeres!

La pobreza (en todas sus manifestaciones) tiene especialmente rostro de mujer. Si bien tanto mujeres como hombres sufren la pobreza, la discriminación de género significa que las mujeres cuentan con menos recursos para hacerle frente.Actualmente, sobre todo en los países más pobres de África, Latinoamerica o Asia, las mujeres son las más pobres entre los pobres. En general llevan sobre sí la responsabilidad de la atención y cuidado  de los hijos y del trabajo en el hogar ; tienen menos posibilidades de estudiar; se les niega la capacidad de decidir; cargan con la esclavitud física y sexual; se las relega a la marginación o se encuentran en planos de desigualdad y asimetría.

Jesús es el gran liberador de la mujer: En su tiempo y en el nuestro nos recuerda, con su Palabra y su vida, que las mujeres tienen la misma dignidad que los varones, y que deben gozar de los mismos derechos.

Te invitamos a leer este articulo

Mujeres rurales: cultivar el cambio Producen más de la mitad de los alimentos en el mundo. Sin embargo, no son dueñas de sus tierras, reciben bajos salarios y, en muchos casos, no cuentan con un ingreso propio. Nacieron en áreas rurales y se sienten orgullosas de su lugar, pero, para poder permanecer, enfrentan desafíos a diario. Por eso quisimos darles voz.

«Hay mujeres víctimas de la «filosofía “usar y tirar”», obligadas a «vender la dignidad por un puesto de trabajo», obligadas a prostituirse en la calle, propuestas como «objeto del deseo» en los periódicos, en televisión e incluso en los supermercados para colocar un producto. El sistema de «pisotear a la mujer porque es mujer» y de no considerarla una persona está bajo los ojos de todos; y enseñaría mucho un «peregrinaje nocturno» por las calles de la ciudad donde a las chicas se les pregunta solo: «¿Cuánto cuestas?…ay ciudades, culturas, países donde las mujeres todavía son esclavas, no pueden hacer esto, no pueden hacer lo otro».«Rechazar a la mujer es un pecado contra Dios creador».

Papa Francisco.15 de junio de 2016

Para compartir

¿Tratas a las demás personas como iguales? ¿Te sentís tratado como igual? Piensa en algún ejemplo concreto de cualquiera de las dos situaciones. Compártelo. ¿Alguna actitud persona o del grupo debería cambiar?

¿Qué te impide el cambio? ¿Qué acciones, gestos, pensamientos… pueden ayudar a generar el cambio?

¿Conoces alguna situación en la que el trato hacia las mujeres sea injusto en comparación con el de los varones?

¿Qué podés hacer para cambiar esa situación por
otra más justa? ¿Estás dispuestos a asumir algún compromiso para que la igualdad entre las personas vaya haciéndose realidad?